Calas entre volcanes, el Cabo de Gata

¿Qué te hace decidir viajar a un sitio o a otro? Para nosotros este viaje empezó con Joe Strummer y los Clash. Pero esto no va ni de punk, ni de Londres. Vamos hacia el sur, al Cabo de Gata, adonde el legendario cantante se trasladó con su familia huyendo del éxito y encontró un lugar para disfrutar de la vida rodeado de buenos amigos. El documental “Quiero tener una ferretería en Andalucía”, que cuenta esta etapa de su vida, nos inspiró a seguir sus pasos acompañados también de dos buenos amigos.

Sierra de GataEs Semana Santa y después de ochocientos quilómetros en coche, la sierra de Gata nos recibe con el cielo rojizo, el sol a punto de ponerse y el mar encrespado por las rachas de viento de poniente, recordándonos que en este extremo de la península donde las calas paradisíacas y el suelo volcánico se confuden, la naturaleza es la protagonista.

Sin ninguna duda, las playas y los acantilados son uno de los principales atractivos del Parque Natural del Cabo de Gata – Níjar y merece la pena recorrer el perfil accidentado de la costa a pie, para ir descubriendo las particularidades de las rocas y el terreno, y las numerosas calas que la fuerza del agua y el viento han esculpido en el paisaje.

El recorrido desde el Faro hasta San José, ofrece unas vistas espectaculares y los distintos tipos de rocas nos obsequian con una variada paleta de colores blancos, ocres, rojos y grises, combinados con los azules intensos y turquesas del agua del mar.

Cala RajáEl primer tramo es el más accidentado y solitario. Si dejas la carretera y te acercas al borde de los acantilados, tendrás una buena perspectiva de las calas más inaccesibles. Cala Rajá, una de las pocas a las que se puede bajar, es un espectacular anfiteatro de roca rojiza que contrasta con el acantilado blanquecino que ha quedado aislado enmedio de la arena, como si lo hubieran separado de un hachazo.

Desde el mirador de la Vela Blanca, la panorámica del relieve de la costa hasta la playa de Mónsul es perfecta y las calas parecen mordiscos que el mar ha hecho a la tierra. Cala Carbón, la primera a la que se puede acceder, es un rincón tranquilo y solitario en esta época del año que invita a sentarse y contemplar y escuchar al mar. Pero el fuerte viento nos hace continuar la excursión y llegamos hasta la playa de la Media Luna, que debe el nombre a su forma y al color grisáceo de la arena y las rocas. La playa de Mónsul es la más famosa. Aquí se rodó la escena en la que Indiana Jones y su padre logran que la avioneta que les persigue se estrelle, asustando a los pájaros de la playa, en Indiana Jones y la última cruzada. Además de ser una de las más grandes del itinerario, es la más distint y en ella se aprecia de manera más clara el origen volcánico de la región en la que nos encontramos. La arena de tono gris oscuro y la enorme roca en el centro de la playa combinan a la perfección con el azul intenso del mar.Playa de Mónsul

Un hecho remarcable es que en todo el recorrido por las playas no vas a encontrar ningún kiosko en el que poder comprar comida o bebidas, así que o llevas tu propio avituallamiento, o te acercas a San José, el pueblo más cercano.

Antiguo pueblo de pescadores, San José mezcla las casas blancas de estilo mediterráneo, con el ambiente hippie que se respira en sus calles. Dedicado al turismo sostenible, ahora no está tan abarrotado como en verano y se agradece poder disfrutar de su atmósfera relajada. La playa de los Genoveses, a dos kilómetros, es una de las más idílicas. Flanqueada por dos pequeños cerros, el agua es cristalina y la arena, entre dorada y gris. A la luz del atardecer, te cautivará.

Más al norte de San José, el Playazo es otra playa de postal, y con mucha historia. Hace quinientos años, aquí hubo una fábrica y casas de mineros, de las que actualmente no queda rastro en la arena, pero sí en Rodalquilar, el pueblo al que pertenece. Esta localidad vivió su esplendor entre finales del s. XIX y la primera mitad del s. XX, gracias a la actividad minera y , especialmente, al oro que se ocultaba en estas calderas volcánicas. Las minas están cerradas desde 1990 y actualmente se pueden visitar las ruinas de la antigua planta de tratamiento y otras instalaciones abandonadas. Además, hay un museo y un jardín botánico.

Playa de los MuertosNo podemos marcharnos del Cabo de Gata sin pisar la playa de Los Muertos, que todo el mundo nos ha recomendado, pese al origen macabro de su nombre. Antiguamente, a su costa llegaban los cadáveres de los náufragos arrastrados por las corrientes. Al verla, nos queda claro por qué vale la pena ir. La arena blanquecina tiene el grosor perfecto, ni muy fina, ni llena de piedras, y el agua es de un azul turquesa caribeño que no te cansas de contemplar. Eso sí, la vista es muy diferente, si miras hacia un lado o hacia el otro. A la derecha, la playa culmina en un montículo que hace de barrera natural y que evoca la quietud del paraíso. A la izquierda, en cambio, la vista del puerto industrial de Carboneras, echa un poco a perder la magia de este lugar.

El Parque Natural del Cabo de Gata – Níjar ha sido un auténtico descubrimiento. Después de esta escapada, entendemos por qué Joe Strummer escogió este rincón para dar un vuelco a su vida, en busca del anonimato, un ritmo slow y un entorno natural fantástico, en el que saborear los placeres del la vida. Esperamos tener la ocasión de regresar para explorarlo más a fondo.

Cama, comida, copa…

Dentro mismo del parque natural hay diversos campings que ofrecen tanto zona de acampada como bungalows y casas rurales que encuentras anunciadas por la carretera. Nosotros hemos alquilado un bungalow en el camping Cabo de Gata.

San José tiene una gran y variada oferta de restaurantes. Un local auténtico de tapas y raciones de la zona es la Freiduría Mediterránea, regentada por Juan, que con su gracia y salero, se encarga de que comas bien y a buen precio.

El Bar de Jo, en Los Escullos,  es un referente nocturno y era frecuentado por Joe Strummer, pero solo abre en verano. El propietario, Jo Bel, un clásico motard francés, tiene otro local en San José, Jo Bar Planet, donde también se celebran conciertos, abierto todo el año.

This slideshow requires JavaScript.

Posted on 23/04/2012, in ESPAÑOL, Viajes and tagged , . Bookmark the permalink. Leave a comment.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: